Sábado Santo

Sábado Santo
Sábado Santo

Sábado Santo
Un gran silencio envuelve la tierra;
un gran silencio y una gran soledad.
Un gran silencio, porque el Rey duerme.
La tierra está temerosa y sobrecogida,
porque Dios se ha dormido en la carne y ha
despertado a los que dormían desde antiguo.
Dios ha muerto en la carne
y ha puesto en conmoción al abismo.



Términos relacionados: